Rumours

Rumours

Rumours —en español Rumores— es el disco más popular de la banda británico-estadounidense de rock Fleetwood Mac, ganador de un premio Grammy, y del que se han vendido más de cuarenta millones de copias en todo el mundo. Fue el undécimo álbum de estudio del grupo, grabado en 1976 y producido por la misma banda junto a Ken Caillat y Richard Dashut. Se publicó en febrero de 1977 a través de Warner Bros. Records. Figuró como el disco más vendido según la publicación estadounidense Billboard 200 durante 31 semanas distintas, y de la lista de álbumes del Reino Unido en enero de 1978. De él se extrajeron los sencillos «Go Your Own Way», «Don’t Stop», «Dreams» y «You Make Loving Fun».

La banda quería explotar el éxito comercial conseguido con su disco homónimo de 1975, pero tuvieron que lidiar con amenazas de ruptura desde incluso antes de comenzar la grabación. Las sesiones de grabación de Rumours estuvieron marcadas por el comportamiento hedonista y los conflictos personales entre los miembros de la banda; estas experiencias marcan las letras del disco. Con una clara influencia pop, las pistas del álbum se grabaron usando una combinación de instrumentos acústicos y eléctricos. El proceso de mezclado retrasó la conclusión de Rumours, aunque finalmente se terminó a finales de 1976. Después de su publicación a principios de 1977, Fleetwood Mac comenzó una gira mundial de promoción.

Rumours provocó críticas muy buenas en la prensa especializada. Las alabanzas se centraron en la gran calidad de la producción y en las armonías, que a menudo dependían de la interacción de tres vocalistas. El disco ha inspirado multitud de obras musicales de distintos géneros. Se ha considerado el mejor trabajo del grupo y ha aparecido en diversas listas que repasan los mejores discos de los años 1970 y de la historia. En 2004, Rumours se remasterizó y reeditó con una pista adicional y un CD extra con descartes de las sesiones de grabación.

Rumours - Fleetwood Mac

El sexto disco más vendido de todos los tiempos debe su éxito al empeño de Fleetwood Mac de convertir en arte sus líos privados. Las dos parejas que formaban el grupo rompieron durante las sesiones de grabación del disco, lo que añadió un aura confesional a temas como Go Your Own Way, Dreams, Don’t Stop y el himno a la traición que compusieron todos juntos, The Chain. Las revelaciones de los Mac, producidas con elegancia y brillo californianos, tocaron muchas fibras y estuvieron en lo más alto de las listas 31 semanas.


 


Contador
Páginas Vistas