Los Modelos

Los Modelos

En 1980 Guillermo Pérez de Diego conoce por mediación de un amigo a Ramón Garrido y a Casilda Fernández debido a su interés por formar parte de alguna banda. Tras escuchar las canciones de los otros deciden colaborar juntos y Guillermo recluta para el grupo a Patxi San Vicente y Sergio Rodríguez como batería y bajista respectivamente. Este sería el grupo al completo que partían a comerse el mundo y que se disolvería entre la incomprensión y la desidia poco más de un año más tarde.

Graban en el otoño de 1980 una primera maqueta compuesta por tres temas, “Tenemos que hablarlo otra vez”, “Está bien” y “El perdedor”. Ensayan y se presentan en la sala Marquee en 30 de diciembre.

Eran mejores instrumentistas que la media y sus canciones tenían pegada, pero fue un poso de melancolía bastante fuerte lo que hizo que en Onda 2 su maqueta fuese una de las más radiadas. El hermano de Ramón, Gonzalo, era uno de los locutores estrellas de la emisora, lo que despertó muchas suspicacias entre los demás grupos y cierta parte del público. Desde el primer momento se les encuadró dentro del conjunto de los denominados “babosos”, lote en el que también se encontraban bandas como Mamá (con quienes compartían local de ensayo) o Los Secretos, frente a las más belicosas y anárquicas Hornadas Irritantes formadas por bandas como Glutamato Ye-Yé o Derribos Arias. Eran las dos facciones musicales de La Movida pero esto implicaba, además, una actitud vital.

Los Modelos

Los excelentes conciertos y las pegadizas canciones les hacían ser la gran esperanza del pop del momento.

Sin dinero para una segunda maqueta, Casilda graba un anuncio de radio de la sala Rock-Ola cuyo pago serían unas sesiones en los mejores estudios del momento, los Doublewtronics. Los mejores medios se traducen en tres asombrosas canciones igual de fantásticas, pero con un salto cualitativo impresionante. En esta segunda maqueta se encontrará su pequeño clásico “Noche de lluvia en Madrid”. Para el que no la conozca se trata de una nostálgica canción que transmite una gran carga de melancolía adolescente, adaptada como un guante a la voz de Casilda y que nada tiene que envidiar a los otros grandes clásicos de los 80 como “Chica de ayer” de Nacha Pop o “Para ti” de Paraíso.

A partir de aquí todo lo demás es una cuesta abajo. Siguen dando conciertos con bastante afluencia de público y comentarios positivos, pero no acaban de concretarse las opciones de un disco. Empieza a haber tensiones dentro del seno del grupo que culminan con la salida de Ramón. Poco tiempo después el grupo decide disolverse. Ramón no sólo abandona la formación sino que decide retirarse de la música (aunque, al parecer, sólo en público puesto que se comenta que sigue componiendo canciones que los pocos que las han escuchado califican de maravillosas).

Y aquí comienza otra historia de Los Modelos. En 1982, Casilda y Guillermo forman Estación Victoria grabando un single inicial para MR con las canciones “Contacto en Saigón” y “Colonias”. Más tarde la carrera del grupo continuará con un disco homónimo en el año 1984. Su música no tenía demasiada relación con Los Modelos, acercándose al electropop de grupos como Yazoo o Depeche Mode.

En el año 1983, Paco Martín máximo responsable de MR decide plastificar las dos maquetas tal cual estaban, sin ningún tipo de arreglo adicional y esto se convierte en el testamento de un grupo disuelto un par de años antes. También este mini-LP se convierte en uno de los fetiches más buscados por los amantes de vinilos de los años 80, llegándose a pagar por el cantidades bastante importantes.

Los Modelos

"Los Modelos" (MR-Ariola, 1983) no añade nada nuevo, pero es interesante llamar la atención sobre las amargas palabras de lo que fueron Los Modelos en palabras del propio Ramón Garrido en enero del 83: "Sin tiempo para sentimentalismos, la crónica urgente de LOS MODELOS, el grupo que nació el verano de 1980 y murió, al parecer, porque yo ya no me encontraba en él, a finales del 81. El grupo que bien puede calificarse de maldito, sobre todo viendo cómo ahora se descubren seguidores nuevos… un año o más después de su desaparición. El grupo que tuvo que tocar en algún local semivacío (nosotros decíamos medio lleno) y que quizá alcanzó su momento de mayor esplendor en el Concierto de Primavera en Mayo de 1981. El grupo que fue acusado por algunos de falta de imagen, quizá porque en el año 81 había demasiados grupos que buscaban en ella un modo de ocultar su ineptitud musical. El grupo que tuvo admiradores fieles que nos siguieron en todos nuestros conciertos: amigos, pero también anónimos. Para todos ellos, este disco que muestra lo que fueron LOS MODELOS, pero no lo que pudieron haber sido.


 


Contador
Páginas Vistas